Se cierra para siempre el personal objetivo de Deborah Turbeville

VN:F [1.9.22_1171]
Puntúa este artículo!!
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Hay gente que tiene un talento innato para retratar instantes o captar sensaciones. Esa gente, no aprende sino que perfecciona lo que sabe con el tiempo y la experiencia. Un ejemplo de esto es la fotógrafa estadounidense, Deborah Turbeville, que ha fallecido a los 81 años de edad.

La artista ha trabajado para prestigiosas firmas de moda como Valentino y sus instantáneas han llenado durante años las páginas de hitos del sector como la publicación Vogue. Sin embargo, Deborah no se consideraba realmente fotógrafa de moda. Algo que a muchos les llamaba profundamente la atención.

fotografia moda

© Leandro Crespi – Fotolia.com

El arte corriendo por sus venas

Sin embargo, no debe sorprendernos si nos adentramos en su vida. De pequeña soñaba con ser bailarina o actriz, pero el destino acabó por llevarla por otro camino, a pesar de que luchó por alcanzarlo. Y es que, con sólo 19 años se mudó de Massachusetts a Nueva York con la idea de comenzar a trabajar en el teatro.

Algo que no llegó a materializarse. La diseñadora de moda Claire McCardell le ofreció su primera oportunidad, y supo aprovecharla. Además fue editora en Harper’s Bazaar en el año 63. Fueron años de experimentación que le llevaron a aprender de un sector desconocido hasta entonces, pero que terminó por fascinarle.

Su capacidad de captar lo oculto, de dejar una leve sensación en el espectador que le invitaba a más, fue el motivo de que las ofertas llegasen de forma insistente a su puerta. Deborah tenía algo que hacía especial sus fotografías, y eso la encumbró.

Artistas que se dejaban querer por ella

Julia Roberts o Chloé Sevigny posaron ante objetivo, sabedoras de que sería un retrato diferente, en donde podrían ser ellas mismas. Eso es lo que valoraban de ella los artistas, su visión general y particular a la vez de un personaje público que ya todos conocían.

Gracias precisamente a esto, The New York Times llegó a decir de ella que fue una de las revolucionarias del mundo de la moda. Una fotógrafa, que se unió al selecto club que formaban Helmut Newton y Guy Bourdin, y que supo transformar su arte para hacer algo impactante y único.

Su objetivo deja de tener luz, pero sus instantáneas perdurarán para siempre como el ejemplo perfecto de que nada está hecho y de que, con talento, es posible llegar a lo más alto.


VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Related Posts with Thumbnails

Originally posted 2013-11-01 21:00:57. Republished by Blog Post Promoter

Be Sociable, Share!

You may also like...