7 cosas que ellos hacen y que a ellas no les gusta

VN:F [1.9.22_1171]
Puntúa este artículo!!
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Casi el 95% de los hombres cree hacer llegar al orgasmo a sus parejas sexuales; la realidad es que tan sólo el 57% de ellas lo confirman. Además, según la encuesta realizada por la revista Cosmopolitan, el 67% de las mujeres finge a la hora de alcanzar el clímax.

Los datos confirman algo que desde hace algún tiempo los hombres vienen sospechando. Las preguntas que barruntan son: ¿lo estaré haciendo bien? ¿Estará fingiendo? Parece que tienen respuesta y el resultado es que la brecha sexual entre los géneros parece que cada día es mayor.

Otro dato que puede llevarnos a la misma conclusión es que la venta de vibradores online no para de crecer. Y es que algunas mujeres, ante el panorama, han decidido pasar a la acción para lograr una vida sexual plena por ellas mismas.

El por qué de tanta discrepancia puede tener varias razones. La mala información o quizá por la facilidad que tienen los hombres para llegar al orgasmo (pueden tenerlo en cinco minutos mientras que la media en las mujeres es de veinte), hace que a algunos se les olvide disfrutar y no le pone demasiada atención. También puede pasar que le ponga un exceso de atención y se convierta en una especie de monstruo sexual, algo que en realidad a ellas no les gusta nada.

Antes de seguir leyendo, debemos dejar claro que cada hombre y mujer es un mundo y que siempre apostamos por el diálogo dentro de la pareja: es fundamental acordar lo que nos gusta y lo que no. Aun así, dejamos algunas pistas al género masculino para que sepa qué camino tomar.

  1. Posturas imposibles

La innovación en el sexo está bien pero debemos tener cuidado: existe una delgada línea entre lo que pueden ser posturas morbosas y que os ayuden a alcanzar el orgasmo, a convertir nuestra cama en la pista de acrobacias del Cirque du Soleil.

Acuerda siempre con tu pareja sexual y si se observa que es incómodo, paremos.

  1. El clítoris no es igual a pene

Aunque según los expertos, una de las claves del orgasmo femenino reside en el clítoris, no se debe tratar a este como si fuera un pene. Está bien que se estimule de distintas formas, más o menos directas, pero hagámoslo de una forma adecuada.

Es una zona muy sensible y también conviene dejarlo descansar. Podemos ayudarnos con algún juguete, siempre con una adecuada lubricación.  

  1. No actuar

Que los hombres (y muchas mujeres) se exciten juntos viendo una película X, no quiere decir que ella quiera que su relación sexual se convierta en una escena que reproduzca lo que está viendo.

Observa, intenta copiar algún juego previo que os haya gustado pero, si no te lo indica, olvídate de actuar como si fueras Rocco Siffredi.

  1. Ir directos a la penetración

Creer que las mujeres sólo llegan al orgasmo a través de la penetración es un gran error que cometen muchos hombres. Es más, muchas no llegarán nunca si previamente no hay una excitación adecuada mediante juegos preliminares.

No nos olvidemos que las caricias, los besos y la estimulación de las zonas erógenas prolongan la excitación y el placer.

  1. Obsesionarse con llegar al orgasmo juntos

Olvídate; algunas parejas centran toda su vida sexual en lograrlo y no lo consiguen.

Es cierto que se puede lograr y quizá sea el mejor síntoma de conocimiento mútuo, pero no nos obsesionemos. Los expertos señalan que solo el 15% de las parejas logran el orgasmo simultáneo.

La realidad, es que esto es más fácil que pase sólo en las películas.

  1. Interpretar los signos

Antes de que nos enfrentemos a la temida pregunta de “¿por qué paras?” es conveniente que sepamos interpretar los que nos quieren decir los movimientos o signos de nuestra pareja.

Quizá no siempre se muestran con claridad, pero una vez que se encuentra la postura o movimiento adecuado, trata de entender lo que indican sus gemidos o gestos corporales.

Y por supuesto, ante una indicación tan explícita como no pares, pues eso: no lo hagas.

  1. Pide que te enseñen

No nacemos con todo aprendido. Ser conscientes de nuestras propias limitaciones es un paso muy importante para mejorar. Por eso, algunos sexólogos recomiendan que les preguntemos a nuestras parejas para que nos enseñen qué les gusta.

Es una actividad educativa y, a la vez, tremendamente erótica. Prueba a que ella vaya describiendo lo que hace y por qué lo hace e ir mostrando el camino de lo que le gusta.
También se puede pasar de la teoría a la práctica directamente, pero deja que ella te vaya guiando paso a paso y marque los tiempos.


VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Related Posts with Thumbnails

Originally posted 2017-05-22 11:29:59. Republished by Blog Post Promoter

Be Sociable, Share!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *